en memoria de los 800.000 soldados alemanes prisioneros exterminados por los aliados occidentales

martes, agosto 01, 2017

ADOLF HITLER SOBRE EL CRISTIANISMO (1). LA MENTIRA DELIBERADA EN MATERIA RELIGIOSA

Portada de la edición española de las Tischgespräche.






















Entrada, la primera de una llarga serie sobre Adolf Hitler, dedicada a los "nazis católicos" o "cristianos"-siendo así que la mayoría se declaran tales- y a la entera extrema derecha española. 

Tesis: el Führer no sólo no era cristiano, sino que, más allá de la propaganda electoral y la necesidad de obtener apoyos sociales para su causa, era un nietzscheano consciente. Dado que la palabra de Adolf Hitler es la fuente más importante para determinar el contenido de la ideología nacionalsocialista, puede concluirse que ésta es anticristiana y que los "nazis cristianos" son personas (auto) engañadas o, en el peor de los casos, unos impostores:   

"La llegada del cristianismo es el golpe más fuerte jamás recibido por la humanidad. El bolchevismo es hijo legítimo del cristianismo. Ambos son inventos de los judíos. Fue el cristianismo quien introdujo en el mundo la mentira deliberada en materia religiosa. El bolchevismo practica una mentira de igual naturaleza al afirmar que trae la libertad a los hombres, cuando en realidad sólo se propone esclavizarlos. En el mundo antiguo, la relación entre hombres y dioses se fundaba en el respeto instintivo. Era un mundo iluminado por la idea de tolerancia. El cristianismo fue el primer credo que exterminaba a sus adversarios en nombre del amor. Su idea fundamental es la intolerancia.

"Sin el cristianismo, no hubiéramos tenido el islam. Y el imperio romano, bajo influencia germánica, se hubiera desarrollado orientándose hacia el dominio del mundo, con lo que la humanidad no hubiera puesto fin de un solo golpe a quince siglos de civilización.

"No debe decirse que el cristianismo aportó al hombre la vida del alma, pues ésta es una evolución que estaba en el orden natural de las cosas.

"El resultado de la caída del imperio romano fue una oscuridad que duró siglos."

Fuente: "Las conversaciones privadas de Hitler", Barcelona, Crítica, 2004, pp. 4-5.


9 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimados señores:

Mi sugerencia en este caso es que se debiese declarar con toda nitidez que la fiabilidad de dichas Conversaciones Privadas o de Sobremesa del Führer está, y lo ha estado desde un comienzo, en cuestión. Hay argumentos a favor y en contra de la honradez de dicha redacción, pero se señala el tortuoso camino que recorrió hasta su publicación. Lo que se sugiere es que, más aún si se prometen más capítulos o partes tocantes a este mismo o parecido tema, los análisis del pensamiento u opiniones del Führer se hagan conforme a las fuentes conocidas seguras, que tantas no son, o verificables. Si bien dichas Conversaciones Privadas son verosímiles altamente, es probable que haya tenido algún espacio también más de una adulteración. En fin, si se desea apuntar a la existencia de algún tipo de enmascaramiento farandulero, no hay tal. El hombre era espiritual, y su alma era también artística. Si comulga o no con la Iglesia... No se ve qué se quiere hacer de eso después de haber hecho de eso un caso. O quizá no se distingue aún el propósito. Saludos por allá.

ENSPO dijo...

La fuente es segura y lo demostraremos en la próxima entrada dedicada precisamente a ese tema.

Anónimo dijo...

Es cierto que Hitler era contrario al cristianismo, sobre todo en su etapa más joven,siempre dijo que fue responsable en parte de los males de Europa debido según él a la influencia del judaísmo(Judeocristianismo), era su concepto personal sobre el tema. En sí rechazaba el cristianismo de los textos eclesiásticos(Al igual que otros dirigentes NS) y defendía el cristianismo positivo(Cristianos alemanes), el cual estaba basado en extirpar toda influencia judaica en el cristianismo y reducir la influencia de las instituciones cristianas tradicionales, más que nada hacer retornar el pueblo a sus tradiciones originales, al paganismo.

ENSPO dijo...

Eso no es lo que dice Hitler. En sus palabras no destinadas al público, sino privadas, donde se expresa con toda sinceridad, no habla de purificar el cristianismo de su influencia judía, sino de erradicar el cristianismo a secas. El cristianismo como tal es, para el Führer, judío. Y no en su etapa más joven: a medida que se hace mayor, su odio al cristianismo aumenta. El texto lo deja claro. En ningún lugar habla en favor de un cristianismo positivo. No ponga en boca de Hitler palabras que no son suyas. Hitler dice lo que dice. ¿Dónde ve usted que reivindique un cristianismo positivo en el texto citado? El cristianismo positivo era una opción táctica y política para superar la división confesional de Alemania, nada más. En cuanto al paganismo, Hitler tampoco propuso un retorno a las religiones precristianas o germánicas. Su "filosofía" era otra. ¿Qué? Eso intentaremos explicar en las próximas entradas.

Anónimo dijo...

Yo no me refiero al texto citado, me refiero a información que he recopilado en la red, con más o menos fiabilidad, si manifiesto que Hitler en su etapa más joven se oponía con más entereza al cristianismo por que tenía pleno convencimiento de que dicha confesión religiosa tiene raíces judías es porque me he informado sobre ello, vuelvo a repetirlo, con más o con menos fiabilidad. De la misma forma, ¿Cómo se demuestra de que Hitler al hacerse más mayor se opuso con más entereza al cristianismo?. Espero que explique la "filosofía" que tenía Hitler, sería interesante.
Sobre el cristianismo positivo y el movimiento de "Cristianos alemanes":

http://es.metapedia.org/wiki/Nacionalsocialismo_y_religi%C3%B3n
http://nsargentino.blogspot.com.es/2010/07/el-cristianismo-positivo-ramon-bau.html
https://quenosocultan.wordpress.com/2013/08/13/libro-gratis-cristianismo-positivo-en-el-tercer-reich-del-profesor-cajus-fabricius/

ENSPO dijo...

Como comprenderá, la información que vale no es la de la red. Puede ser válida, por supuesto, pero si entra en conflicto con la fuente original, es decir, la propia palabra de Hitler, entonces prima ésta sobre aquélla por motivos obvios.

Anónimo dijo...

¿Cuál es la fuente original?, porque sobre el tema hay diversidad de opiniones, de todas formas el concepto de "cristianismo positivo" existió en el IIIReich, una prueba es el enlace que adjunto en el mensaje anterior sobre el libro en cuestión.

Un saludo.

ENSPO dijo...

La fuente son las palabras del propio Hitler, taquigrafiadas por Heinrich Heim y revisadas por Bormann. Que Bormann no las manipuló queda probado porque Picker tenía su copia de las notas taquigrafiadas y la versión de Heim, publicada por Genoud, coincide con la de Picker. Todo esto se explica en la entrada que hemos dedicado al tema de las fuentes, o sea que le ruego que se remita ese post para más comentarios sobre la autentificación del texto. Gracias.

ENSPO dijo...

Aquí tiene en enlace al post sobre las fuentes que por ahora hemos publicado (vamos a publicar unos cuantos más para autentificar el documento-fuente):

https://nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2017/08/la-autenticidad-de-las-conversaciones.html