en memoria de los 800.000 soldados alemanes prisioneros exterminados por los aliados occidentales

domingo, septiembre 03, 2017

CONSECUENCIAS DE LAS TISCHGESPRÄCHE PARA LA DETERMINACIÓN DE LA "FILOSOFÍA" DE ADOLF HITLER (2)

Hitler con Goebbels en el Nido del Águila. 












Aunque futuros posts en este sitio abundarán en nuestra metodología, ya hemos explicado algunas cuestiones de la misma y, en consecuencia, recomendamos a los lectores que, antes de publicar sus comentarios a una entrada sobre "Adol Hitler sobre el cristianismo", ya sean críticos, laudatorios o incluso colaborativos con ampliaciones de la información en la misma línea que el autor, lean antes toda la serie. Ésta acostumbra a aparecer en la sección final de documentos anexosAquí se agradecen todos los comentarios, siempre y cuando estén expuestos correctamente indicando fuentes serias, resulten legibles y no incurran en flagrantes mentiras o descalificaciones personales. El motivo de esta advertencia es que fecuentemente se preguntan o critican temas, a veces de forma incluso agresiva, que ya han sido aclaradas en entradas anteriores de la bitácora. No responderemos a inquisiciones o críticas, dominadas por la exaltación del momento, en las que se observe una ignorancia manifiesta de materiales ya publicados por nosotros. 

CUESTIONES METODOLÓGICAS  

Nuestro objetivo es reconstruir la "filosofía" de Hitler, y para ello hemos establecido una distinción entre (1) la propaganda política con finalidades electorales o sociales (programa político), que puede hallarse con facilidad en Mein Kampf, y aquéllo (2) en lo que el Führer de verdad creía íntimamente y pretendía llevar a la práctica (ideología real). Por razones obvias, entendemos que sólo (2) puede considerarse una fuente autorizada para la determinación de la ideología NS, mientas que (1) ha perdido toda legitimidad ideológica y se limita a enseñarnos, con un valor meramente historiográfico, qué tipo de discursos utilizaba Hitler en el plano político para atraerse los apoyos de la sociedad alemana de su tiempo. La "actualidad" de (1) se limita a una consideración sobre las técnicas políticas del Führer en materia táctica, porque, como iremos viendo, la mayor parte de las genuinas y más profundas ideas de Hitler, su "filosofía", que atañe a la cuestión del Übermensch (superhombre) de Nietzsche, permanecieron ocultas al gran público alemán e incluso a algunos de sus más estrechos colaboradores. 

Conviene adelantar aquí, por lo que respecta a la autenticidad de las Tischgespräche, que este documento representa algo así como una llave que nos permite abrir el "pensamiento esotérico" de Hitler (aquí esotérico tiene el significado literal, y no ocultista, que le atribuyen ciertos exégetas evolianos, como ya hemos aclarado en entradas anteriores), pero no es la única fuente autorizada de la "filosofía" de Hitler. Este documento T, subrayémoslo una vez más, es la llave hermenéutica que nos permitirá detectar, en el discurso exotérico, qué partes ostentan rango ideológico y qué partes son sólo materiales tácticos, geoestratégicos y propagandísticos. En efecto, el Mein Kampf contiene mucha propaganda, como era de esperar por las finalidades de este libro, pero de ahí no puede desprenderse que todo Mein Kampf se reduzca a propaganda. Una de nuestras tareas consistirá en seleccionar y rescatar los fragmentos del Mein Kampf con rango ideológico, separándolos de los puramente propagandísticos y circunstanciales. 


Original alemán de las Tischgespräche
o Monologe utilizado por el autor.
La cosa no termina aquí. El carácter criterial [criterio de validez] de las Tischgespräche nos permitirá también identificar obras de otros autores que desarrollan la ideología NS en la misma dirección que la verdadera "filosofía" de Hitler y que, por tanto, acaso pudieran ser añadidas al canon de una ideología NS. Un ejemplo lo tenemos en la obra del biólogo y antropólogo Hans F. K. Günther. También podríamos aplicar el mismo método al "clásico" de Alfred Rosenberg Der Mythus der 20. Jahrhunderts, que fue considerado por algunos el autor de la "filosofía" del NS cometiendo el error metodológico que, precisamente, intentamos enmendar aquí. Pero de ello no se puede derivar alegremente que algunos aspectos del trabajo de Rosenberg, y siempre con el "documento T" como criterio de convalidación, deban ser abandonados, despreciados y olvidados en cuanto fuente de conocimiento sobre la verdadera ideología NS. En todo caso, aquéllo que decide el rango canónico del texto son, en última instancia, las Tischgespräche. Tal aseveración no se puede confundir con el abuso interpretativo de atribuirme que "sólo tengo en cuenta las Tischgespräche", con carácter excluyente. Una cosa es que las Tischgespräche operen como criterio de convalidación de un texto a efectos ideológicos, otra que sólo aquéllas constituyan la fuente exclusiva de la ideología NS. 

Aclarado esto, también queda claro que, a la luz del documento T, podremos ponderar documentos "del otro bando", como las supuestas conversaciones de Hermann Rauschning con el Führer. Consideradas apócrifas o dudosas por la mayoría de los historiadores, a la luz de las Tischgespräche no pueden constituir una pura invención, porque, a tenor de la fecha en que fueron publicados, adelantan muchos temas y enfoques ideológicos de las Tischgespräche que a la sazón eran absolutamente desconocidos por el púbico. Esto no significa que debamos aceptar en bloque el Hitler speaks de Rauschning, sobre todo en aquellos aspectos en que entra en conflicto frontal con el documento-clave, el documento T, las Tischgespräche. Así que, en el caso de Rauschning, cuando alguna de sus manifestaciones coincida con las temáticas de las Tischgespräche, daremos por válida la tematizción misma. Conviene recordar que la obra de Rauschning contiene elementos propagandísticos, en este caso antifascistas, que deben ser detectados y puestos en cuarentena bajo ese concepto de la misma forma que, a efectos metodológicos, damos idéntico tratamiento a la propaganda política del Mein Kampf. 


Traducción castellana del Zweites Buch
bajo el título apócrifo de Raza y destino. 
¿OTRO DOCUMENTO FUENTE? 

Debemos plantearnos ahora si podría existir alguna otra fuente de la "filosofía" de Hitler con el mismo rango o mayor incluso que las Tischgespräche. Y la respuesta es quizá. Me refiero al Zweites Buch de Hitler. La única ventaja de las Tischgespräche (1941-1943) respecto del Zweites Buch (1928) sería que aquéllas son posteriores en trece años al "segundo libro" (el "primero" sería "Mi lucha") y el Führer, que es autoridad y fuente última incontestable en la determinación de la ideología NS, podría haber cambiando de opinión después de tantos años. Sin embargo, todo indica que el núcleo de la verdadera ideología de Hitler permaneció estable desde su llegada al poder. Cuando llegue el momento y, una vez concluido nuestro trabajo exegético con el "documento T", abordaremos el análisis del "documento Z", en el bien entendido que éste podría constituir una seguna fuente original acreditada para la determinación de la "ideología NS". 

Dificultad del Zweites Buch, respecto al documento T, es que aquél no se pretende una ideología integral o siquiera fundamental del NS, sino ante todo un documento doctrinal de la política exterior del Tercer Reich. Así que las mayoría de las cuestiones pertinentes a la hora de establecer los fines últimos del NS, en relación con los cuales la geoestrategia hitleriana era sólo un medio, quedan omitidos o gravemente desenfocados en el Zweites Buch. La erradicación del cristianismo es aquéllo que Hitler esperaba poder implementar sólo después de ganar la guerra. Y a dicha materia, la de esta tarea militar y diplomática previa, dedica su "segundo libro", pero los fundamentos filosóficos del proyecto histórico nietzscheano y anticristiano de Hitler sólo quedan documentados en las Tischgespräche. 

Otra objeción que podría hacérsele al Zweites Buch es que era un libro destinado a la publicación antes de que el Führer llegara al poder y, por tanto, que se le aplican las mismas restricciones metodológicas que al Mein Kampf. No en vano se consideró a este libro la "continuación" del best seller de Hitler. Si así fuere, el criterio último de convalidación ideológica debería reservarse al documento T. De momento no nos pronunciaremos sobre estas cuestiones. Habrá, como es lógico, que examinarlas y documentarlas primero de forma sistemática

Más aclaraciones: el título "Raza y destino" del Zweites Buch en la traducción castellana, que yo sepa, es completamente apócrifo, aunque quizá pueda alguien aclarar o justificar los criterios del editor español al respecto. Con ello no pretendo afirmar que dicha elección constituya una deformación del pensamiento expresado en la obra, antes bien, de ese título emanan resonancias semánticas bien concordantes con la auténtica "filosofía" de Hitler, pero considero que lo más serio y riguroso, desde el punto de vista de la cientificidad, habría sido mantener el texto -nunca publicado por Hitler por razones que tal vez refuercen nuestro planteamiento metodológico-, sin título. Esta decisón hubiera sido más fiel a la circunstancia patente de la abismal separación entre el discurso público de Hitler y su discurso ideológico, el cual habría horrorizado a la mayoría de los cristianos alemanes por las mismas razones que Nietzsche expuso virulentamente a la sazón, pero no contra Alemania en sí o como nación, sino contra sus compatriotas contemporáneos indignos de los "alemanes fuertes". 

HITLER ANTICRISTIANO Y NIETZSCHEANO

De la lectura del documento T se desprende que Hitler despreciaba y odiaba profundamente el cristianismo y esperaba extirparlo de Alemania, una vez terminada la guerra, en un par de generaciones. Las manifestaciones del Führer al respecto son inequívocas y no dejan lugar a dudas ni posibles apelaciones de los ridículos creyentes con esvástica. El rechazo hitleriano no se limita a la Iglesia, sino al cristianismo en cuanto tal, y sólo deja un resquicio de duda, aunque muy marginal, en relación con la figura de Jesús de Nazaret. Pero este matiz, acreditativo también de pronfunda huella nietzscheana, es considerado históricamente irrelevante para la caracterización del cristianismo, aborto ideológico acuñado, según Hitler, por el fariseo Saulo de Tarso y cuyos rasgos, hasta la actualidad, mostraríanse por tanto intrínsecamente judaicos. En ningún momento a lo largo de las quinientas páginas de las Tischgespräche plantea Hitler ni una sola vez la posibilidad de regenerar el cristianismo desde la figura de un presunto Cristo ario, porque incluso esa doctrina de la arianidad de Jesús, si bien no negada taxativamente, es puesta en duda al final de las Tischgespräche. Dicha duda razonable, en plena concordancia con la actitud del filósofo Friedrich Nietzsche pero que para Goebbels hubiera resultado herética, constituye la última palabra, por decirlo así, del documento T y, por ende, de la "filosofía" de Adolf Hitler. 

Jaume Farrerons
La Marca Hispànica, 3 de septiembre de 2017

DOCUMENTOS ANEXOS

http://nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2017/09/david-irving-convalida-las.html

http://nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2017/08/consecuencias-de-las-tischgesprache.html

http://nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2017/08/la-autenticidad-de-las-conversaciones.html

http://nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2017/08/adolf-hitler-sobre-el-cristianismo-2-el.html

http://nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2017/08/adolf-hitler-sobre-el-cristianismo-la.html

AVISO LEGAL

http://nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2013/11/aviso-legal-20-xi-2013.html

2 comentarios:

ENSPO dijo...

ADOLF HITLER DIXIT: "Der schwerste Schlag, der die Menschheit getroffen hat, ist das Christentum; (...) Durch das Christentum ist in die Welt gekommen die bewusste Lüge in den Fragen der Religion; (...) / In der antiken Welt lag über dem Verhältnis des Menschen zur Gottheit der Schimmer ahnender Ehrfurcht; sein Kennzeichen war Duldsamkeit. Dem Chistentum war es vorbehalten, Ungezälhte im Namen der Liebe grausam zu töten; sein Kennzeichen: Unduldsamkeit. / Ohne das Christentum würde es keinen Mohammedanismus gegeben haben; das römische Reich hätte sich unter germaniscger Führung zur Weltherrschaft entwickelt und geweitet: Die Menschheit würde nicht um fünfzehnhundert Jahre in der Entwiclung zurückgeworfen worden sein. Auf die Dauer vermögen Nationalsozialismus und Kirche nicht nebeneinander zu bestehen" ("Adolf Hitler Moologue im Führer-Hauptquartier 1941-1944", München, Wilhelm Heine Verlag, 1982, pp. 40-41).
TRADUCCIÓN
"La llegada del cristianismo es el golpe más fuerte jamás recibido por la humanidad. (...) Fue el cristianismo quien introdujo en el mundo la mentira deliberada en materia religiosa. (...) En el mundo antiguo, la relación entre hombres y dioses se fundaba en el respeto instintivo. Era un mundo iluminado por la idea de tolerancia. El cristianismo fue el primer credo del mundo que exterminaba a sus adversarios en nombre del amor. Su idea fundamental es la intolerancia. Sin el cristianismo, no habríamos tenido el islam. Y el imperio romano, bajo influencia germánica, se hubiera desarrollado orientándose hacia el dominio del mundo, con lo que la humanidad no hubiera puesto fin de un solo golpe a quince siglos de civilización. (...) A largo plazo nacionalsocialismo y religión no podrán seguir existiendo juntos" ("Las conversaciones privadas de Hitler", Barcelona, Crítica, 2004, pp. 3-4).

ENSPO dijo...

Hemos cotejado el texto en castellano con el original alemán. No hay instancia superior de apelación. Hitler dice lo que dice les guste o no a los nazis cristianos.