en memoria de los 800.000 soldados alemanes prisioneros exterminados por los aliados occidentales

sábado, septiembre 09, 2017

OPINIONES DE HITLER SOBRE EL FRANQUISMO Y LA EXTREMA DERECHA ESPAÑOLA (1). EXTERMINAR A LOS CURAS
















OPINIONES DE HITLER SOBRE EL FRANQUISMO Y LA EXTREMA DERECHA ESPAÑOLA (1): "ES IMPOSIBLE CONCEBIR CUÁNTA CRUELDAD, IGNOMINIA Y FALSEDAD HA SIGNIFICADO EL CRISTIANISMO PARA ESTE MUNDO NUESTRO" (sic). Laméntase el Führer y considera una lástima haber tenido que ayudar a Franco a causa de la lucha contra el comunismo, porque, en caso contrario, "los clérigos habrían sido exterminados". A continuación reproduzo la cita de Stanley G. Payne:
Aunque en su momento se había referido positivamente a los españoles, calificándolos de "los únicos latinos dispuestos a luchar", la irritación de Hitler con Franco y su régimen no hacía más que incrementarse con el paso del tiempo. Durante 1942, en conversaciones de sobremesa con sus subordinados, abordó ocasionalmente el tema de España, que para el Führer estaba repugnantemente relacionado con el catolicismo. En el izquierdismo revolucionario de España veía una respuesta justificada "a una interminable serie de atrocidades. Es imposible concebir cuánta crueldad, ignominia y falsedad ha significado el cristianismo para este mundo nuestro". Hitler lamentaba que la amenaza comunista le hubiera obligado a intervenir en España, porque, de no haber sido así y habría sido mejor para el país.
Hitler añade lo siguiente, muy en la línea del último Ramiro Ledesma de "La Patria Libre" y "Nuestra Revolución". El apoyo del Führer a Muñoz Grandes para sustituir al católico Franco depende de esta condición, por decirlo así, genuinamente fascista y nacional-revolucionaria:
Sólo el futuro puede demostrar si un general tiene la sagacidad política necesaria para triunfar. Pero, sea como fuere, debemos poner todo nuestro empeño en que aumente la popularidad del general Muños Grandes, que es un hombre enérgico y, por tanto, el que tiene más posibilidades de controlar la situación... Puede que la División Azul vuelva a tener un papel decisivo, cuando llegue la hora de derrocar este régimen poblado de curas.
Pero quizá las declaraciones más absolutamente escandalosas, para la extrema derecha, sean las que cita Payne cuando Hitler niega que el régimen de Franco constituya una versión española del fascismo o del nacionalsocialismo:
Hay que tener cuidado de no poner al régimen de Franco al mismo nivel que el nacionalsocialismo o el fascismo. Todt, que tiene a muchos españoles de los llamados "rojos" en sus talleres, me dice constantemente que esos rojos no lo son según nosotros entendemos. Se consideran revolucionarios por derecho propio y han destacado enormemente por su condición de obreros industriosos y diestros.
El Führer cuenta con ellos, exactamente igual que Ramiro Ledesma Ramos, para el derrocamiento "jonsista" del franquismo:
(...) tenerlos como reserva en el caso de que estalle una segunda guerra civil. Junto a los supervivientes de la antigua Falange, constituirán la fuerza más fiable a nuestra disposición.
La "antigua Falange" es la Falange originaria, es decir, las JONS. Porque Hitler no sólo explica que el franquismo no es un régimen nacional-revolucionario, sino que explica los motivos de su postura: su extrema adhesión cristiana y clerical de los franquistas (y de la "nueva" Falange). Los deseos de Hitler van a una con las de aquéllos "rojos" que quemaban iglesias. ¡Exterminar a los clérigos! Pero Pedro Varela pretende que la ideología del nazismo es "la doctrina social de la Iglesia". ¿Se puede uno -para decirlo suave y educadamente- equivocar tanto respecto a Hitler? 

(Continuará). 

Fuente: Franco y Hitler. España, Alemania, la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto, Stanley G. Payne, La Esfera de los Libros, Madrid, 2008, pp. 266-268.

2 comentarios:

F. Delga dijo...

Que Hitler rechazaba el crsitianismo, que lo repudiaba es cierto, esto no es nuevo aunque dentro del Mundo NS haya adeptos que lo niegan o no quieran verlo. Por otro lado las opiniones de Hitler sobre el cristianismo eran meramente personales, no significa que tuviera razón en todos lo que opinaba sobre el tema, obviamente este sería un tema diferente, pero lo que sí es cierto es que Hitler acusaba al judeocristianismo(Así lo llamaba) de muchos de los males de Europa.
Por lo que respecta a Franco, su apoyo fue meramente de interés político y estratégico, aunque los dos regímenes en aspectos importantes fueran muy distintos, hay quien afirma que Hitler decía que Franco estaba rodeado "de curas y "ricachones", si esto es cierto, en este sentido se puede decir que se contradecía puesto que él(Hitler) también se rodeó, por lo menos en un principio de "ricachones", hay que acordarse de la matanza del 30 de Junio de 1934,¿Traicionó la revolución NS?. Es un tema diferente y complejo pero Ahí lo dejo para el que quiera dar su opinión.

F. Delga dijo...

Hay quien afirma que la posición de Hitler frente a la iglesia y el cristianismo a pesar de sus críticas fue ambigua, en cierto modo es verdad, pero muy probablemente fuera para ganarse a una gran parte de la población germana que era de confesión cristiana, ¿Se contradecía?, que cada cual obtenga sus conclusiones.
Adjunto el siguiente vídeo donde Hitler exalta el cristianismo:

https://www.youtube.com/watch?v=4nHLP6Ri210&feature=youtu.be